Ruta en coche por Irlanda: Día 2 – Disfrutando de las Islas de Arán y Galway

Una vez disfrutamos de nuestro primer desayuno irlandes y con la convicción de que no volveríamos a tener hambre en lo que restaba de día nos dispusimos a disfrutar de la excursión a las Islas de Arán

Para llegar hasta las Islas en ferry hay dos puntos de salida, desde Doolin en el condado de Clare, al lado de los famosos acantilados de Moher o desde Rossaveal en la región de Connemara. Nosotros nos decantamos por la segunda opción a unos 37 km de Galway (unos 40 minutos  en coche), las coordinadas GPS para llegar sin problemas hasta la terminal: 53° 16′ 15″ North, 9° 33′ 4″ West

https://goo.gl/maps/WxQJc

Para aquellos que no dispongan de coche de alquiler hay un servicio de autobús que por 10€ te lleva desde Galway hasta donde salen los ferrys, en el caso de ir con tu propio coche no te libras de pagar el parking que tiene un coste de 5€ (no es posible llevar el coche de alquiler a las islas, sólo los residentes pueden conducir por ellas)

Los horarios de los ferrys son un poco limitados, en octubre, que ya es considerado temporada baja, únicamente hay uno de ida y otro de vuelta, los tickets se pueden comprar anticipadamente, pero eso no te libra de esperar la fila donde se mezcla tanto la gente con reserva como sin reserva, se puede pagar tanto en efectivo como con tarjeta

Otra forma de llegar hasta las Islas de Arán es en avioneta, las salidas son desde el aeropuerto de Connemara, el trayecto dura 8 minutos y el coste es de 49€, el avión aterriza en el aeródromo de Inishmore a 2km de Kilronan, capital de la isla. También cuenta con un servicio de autobús que por un módico precio te lleva hasta la capital.

Después de dudar entre cual de las islas visitar nos decantamos por Inishmore/Inis Mór, la isla más grande de las Islas de Arán, el trayecto hasta la isla es de unos 45 minutos

Una vez llegas a la isla hay varias formas de moverse en ella además de andando, aunque hay que tener en cuenta que las distancias en la isla no son tan pequeñas, se puede recorrer en bicicleta (por unos 10€ día), en carro de caballos (por unos 50€) y en furgoneta (por 10€ persona)

Decidas la opción que decidas no va a haber problemas, ya que nada más bajarse del barco están todos los isleños ofreciéndote sus servicios, y no merece la pena comparar, los precios son los mismos

Nosotros nos decantamos por la opción de la furgoneta, nos estuvimos planteando la opción de la bicicleta, pero el viento que hacía nos ayudó a desechar la idea. Las furgonetas son para unas  12 personas y te hace un recorrido (con paradas incluidas) por los principales puntos de interés de la isla. La duración de la excursión es de entre 3 y 4 horas y la verdad es que el trayecto es interesante ya que el conductor hace de guía turístico dándote explicaciones de todo cuanto vas encontrando a tu paso y contestando a todas las preguntas que van surgiendo

Los principales puntos de interés de la isla son,
Dún Aengus, un precioso fuerte histórico a unos 20 minutos andando desde donde te deja la furgoneta y el coste de acceso es de 4€, salvo que vayáis el primer domingo de mes que es gratuito.

Tienes entre hora y media y dos horas hasta que vuelve a recogerte el conductor/guía, por lo que hay tiempo de sobra para visitar tranquilamente el fuerte y e incluso aprovechar para hacer algunas compras en las tiendas a la entrada del recinto o tomar algo en el pub cercano

Las vistas que se disfrutan desde el histórico fuerte son impresionantes


The Seven Churches, es un conjunto de edificios en ruinas de un antiguo monasterio medieval, aunque se llame siete iglesias en realidad iglesias sólo eran dos, el resto eran los alojamientos de los monjes

En éste pacífico lugar se hace una parada de entre 10 y 15 minutos donde se puede pasear entre las ruinas y el cementerio y hacer algunas fotos


Man of Aran cottages, son unas casas que se construyeron para el rodaje de la película Hombre de Aran (Man of Aran), dirigida por Robert Flaherty en 1934, que habla de la vida de los isleños, aunque las casas únicamente se pueden ver por fuera


La Colonias de focas, nosotros no tuvimos la suerte de poder ver las focas, sin embargo las playas se veían increíbles


El recorrido por la isla en nuestro caso terminó sobre las 15:30, por lo que hasta las 17 que salía el ferry de vuelta estuvimos dando una vuelta por Kilronan, aprovechamos para tomar una pinta y comer en uno de los pubs del pueblo

Cuando quisimos llegar a Galway eran más de las 18 horas, así que según aparcamos el coche en el B&B nos fuimos a recorrer la ciudad

Lo que más nos impresionó fue su increíble ambiente, una mezcla extraña entre tranquilidad y bullicio que va aumentando a medida que te acercas a la zona comercial, donde está el latin quarter, la zona turística por excelencia, no hay nada como pasear tranquilamente por sus calles, te invadirán los aromas y sonidos de sus serpenteantes y características calles

En la misma zona nos encontramos el Castillo de Lynch, para que nos vamos a engañar, este castillo no parece una castillo propiamente dicho, no tiene la imagen habitual, sobre todo por su ubicación en el centro de la ciudad y con casas adosadas

Lo interesante del Lynch’s Castle es que es el único del siglo XVI que se mantiene completamente en pie.

En la fachada se pueden ver dos escudos, uno de la familia Lynch, una de las más poderosas de Inglaterra, y el otro de del rey (en ese momento Enrique VII)

Otro lugar a visitar es La ventana de Lynch, que aunque por el nombre pueda parecerlo no está en el castillo de Lynch sino detrás de la iglesia de San Nicolás, además no se trata de la ventana original sino una reconstrucción que data del siglo XIX para recordar su leyenda que cuenta cómo en 1493 el alcalde, James Lynch, después de saber que su hijo había asesinado a un mercader en España le condenó a morir en la horca. Ante una multitud que pedía clemencia, el verdugo de Galway no se atrevió a ejecutar la sentencia, así que fue el propio alcalde quien decidió aplicar la ley, agarró a su hijo, le rodeó el cuello con una cuerda y lo dejó caer por la ventana para que todo el mundo le viera y de ésta forma hacerse valer ante el pueblo

Iglesia de San Nicolás, fue construida en torno al año 1320 y está dedicada a San Nicolás de Myra, patrón de los marineros, cuenta la leyenda que, antes de embarcarse hacia el Nuevo Mundo, Cristóbal Colón se refugió en esta iglesia para rezar

Por la noche es cuando más bonita resulta la iglesia, ya que es el momento en que el reloj de la torre se ilumina, como curiosidad sólo hay reloj en tres de las cuatro caras de la torre, dicen que es porque la cuarta daba a un hogar de gente sin recursos y la gente de la época consideraba que no era necesario ni darles la hora.

Los sábados por la mañana hay un mercado de productores a sus pies, y si estás en navidades será el lugar donde poder disfrutar del mercadillo navideño

Spanish Arch, está en el limite del latin quarter, es un arco de las antiguas murallas de la ciudad de Galway situado al lado del museo de la ciudad

Era el lugar donde se descargaban las mercancías de los barcos españoles, generalmente vino, y se dice que mientras se descargaban los barriles solía desaparecer alguno que otro de mano de los lugareños que más tarde lo bebían en el mismo lugar sobre unas mesas improvisadas a la luz de una vela, cuenta la leyenda que de ahí viene la costumbre de poner una vela sobre las mesas en las tabernas de los pubs irlandeses.

Si cruzas el rio Corrib en éste punto, tendrás unas preciosas vistas del puerto con las típicas casas de colores irlandesas

El paseo se puede aprovechar para pasear por el river walk, si siguiéramos el curso del río llegaríamos hasta la catedral católica de Galway, una de las iglesias de piedra más jóvenes de Europa, y el Ayuntamiento

Para cenar fuimos al restaurante

Quay Street Kitchen
Quay Street, Galway, Irlanda

Un lugar con mucho encanto donde disfrutar de una deliciosa cena a buen precio en el centro de la ciudad

Aunque lo mejor sin duda son sus históricos pubs, donde puedes disfrutar de una pinta mientras escuchas su tradicional música a veces acompañadas de los típicos bailes, algunos de los mejores pubs son Murphy´s Bar, el Pub Quay que es una antigua iglesia anglicana o el pub Kings Head cuya historia está vinculada a la decapitación del rey Carlos I en 1649

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>