Día 4 y 5: Verona y el Lago di Garda

Nos ponemos..¡rumbo a Verona!

La única forma para llegar desde Bérgamo es en tren, la frecuencia de trenes es bastante más baja que en otros trayectos, a partir de las 11:21 hay trenes cada hora (¡ojo! hay que hacer un trasbordo), el trayecto dura 2 horas y el coste unos 11€, aunque los precios varían bastante en función de las horas.

Desde la misma estación de Verona salen autobuses al centro de la ciudad, el ticket se puede adquirir en la misma estación y es válido durante 90 minutos, cuidado en la dirección que se coge el bus, nosotros por error tomamos el sentido equivocado y nos supuso una vuelta por las afueras de Verona de más de 30 minutos..

Nuestro alojamiento,

B&B Ponte Manin
Via Daniele Manin 9,
Città Antica, 37122 Verona

La ubicación es excelente, a 5 minutos andando del Arena y las principales atracciones de Verona, se coge un autobús desde la estación de tren y enseguida estás en Castelvecchio, de ahí al B&B son 3 minutos andando.. si no te pasa como a nosotros que cogimos el autobús en la dirección equivocada y terminamos dando vueltas por el extrarradio de Verona.

En la misma estación compramos la Veronacard, cogimos la de 24 horas por 15€, ¿merece la pena? pues depende de donde tengamos pensado entrar.. si tienes previsto entrar al arena, y ver las vistas desde la torre de lamberti eso ya son 12€, por lo que a poco que tengas que coger un par de autobuses ya sale a cuenta. La validez de la tarjeta es de 24 horas desde el primer uso.

PRINCIPALES ATRACCIONES DE VERONA

Arena
El Arena de Verona es uno de los anfiteatros más importantes de la era romana y el mayor tras el Coliseo de Roma, con el que tiene un gran parecido, construido en el siglo I.

De forma elíptica, las dimensiones del Arena dan una idea de su grandeza: 152 metros de longitud y 123 metros de ancho además de 72 arcos de piedra. Tenía capacidad para más de 25.000 espectadores, el estado de conservación es increíble a pesar de que un terremoto en 1183 destruyó parte de sus arcos

Hoy en día el famoso el festival lírico que se celebra en su interior desde el 1913, un festival al aire libre en los meses de verano

Piazza delle Erbe
Antiguo foro romano, es la plaza más conocida de Verona, rodeada de casas antiguas y torres, en el centro están la columna del mercado de 1401, la berlina o quiosco marmóreo del siglo XVI donde se establecían s señores, la fuente de Madonna Verona o la columna de S. Marco del 1523.

En la Piazza del Erbe también se instala un colorido mercado por las mañanas, y por las tardes es el lugar perfecto para tomar el aperitivi.

A través de ella se accede a la Piazza dei Signori.

L’Arco della Costa
Este arco conecta el Palacio comunal con la Casa de los Jueces, y destaca porque de él pende un hueso grande de costilla.

Las leyendas locales dicen que se trataba de una costilla del diablo, pero en realidad es un hueso de ballena que servía de insigna a una de las tiendas antiguas que allí se encontraban.

Piazza dei Signori
Separado de la Piazza delle Erbe por el Arco de la Costa. Es una plaza aristocrática , elegante y cerrada.

La primera plaza fue el centro del poder político en la época romana y comunal, la segunda durante la señoría de los Scaligeri y de la Serenisima República.

Torre Dei Lamberti
Localizada en la plaza Piazza dei Signori es una torre medieval que tiene una altura de 84 metros, esta torre es el mirador de Verona. Fue construida entre los siglos XII y XV.

Se puede subir a la torre a través de unas escaleras o un ascensor. Desde lo alto se tienen unas vistas espectaculares de la ciudad.

En la torre se encuentran dos campanas: la primera llamada “Marangona” que servía a señalar las horas o indicar alarmas, y la segunda llamada “Rengo” que se utilizaba para reunir el Consejo comunal.
Arche Scaligere

Este es uno de los sitios más sugestivos de Verona. Es un pequeño cementerio privado, monumental y escenográfico, donde están sepultados los primeros señores de la ciudad, los Scaligeri. La arquitectura es preciosa y destacan también los monumentos ecuestres. El sitio se puede ver sólo desde el exterior pues las tumbas están divididas de la plaza por un recinto de mármol y un recinto de hierro.

Cerca se puede encontrar la casa de los Montecchi, es decir la casa de la familia de Romeo.


El Palacio de la Razón
Fue durante siglos el centro del poder político.

Calle Cappello
Es una calle peatonal repleta de tiendas y restaurantes.

Calle Mazzini
Calle Mazzini es una calle larga y estrecha que une las dos principales plazas de Verona, Plaza Brà y Plaza de las Hierbas, realizada en el siglo XIV para conectar las dos plazas. La mejor calle donde ir de compras en Verona.


Las Casas Mazzanti
Estas casas son unos de los palacios más antiguos de Verona, y destacan por sus vivaces frescos en la fachada , que representan escenas de carácter mitológico.

Durante el Renacimiento, era común pintar las fachadas, primero como protección contra las intemperie, y después como elemento de decoración. Eran tantas las casas de este tipo en Verona durante esa época, que la ciudad llegó a ser conocida como la ciudad pintada.

Casa de Julieta
Cuenta la tradición que este edificio, del siglo XIII, llamado Il Cappello, era el palacio de los Capuleto, la familia de Julieta.

 

Antes de llegar a la casa hay que pasar un pasillo repleto de mensajes de amor que en los últimos años en una verdadera expresión de arte popular (incluso el ayuntamiento está pensando montar un museo con todos los mensajes), de hecho es tal la popularidad que se ven obligados a cambiar las paredes 2 veces al año, antes del 14 de febrero día de San Valentín y el 17 de septiembre  día del cumpleaños de Julieta.

Tras pasar el pasillo se llega a la parte más importante de la casa, el jardín, donde está el famoso balcón (añadido en 1928)  y una estatua de bronce de Julieta a la que hay que acercarse y tocarle un pecho para regresar a Verona, encontrar el amor verdadero o quizás simplemente para tener suerte, ¡cualquier cosa vale!

 

La Tumba de Julieta

Se encuentra cerca de Plaza Brà, es un poco difícil llegar hasta ella.

La cripta subterranea se encuentra al interior de un claustro: allí hay un sarcófago sin cubertura, de mármol rosado, donde según la tradición fue sepultada Julieta.

Palacio Barbieri

Este palacio es la sede de la administración comunal de Verona. Es un grandioso edificio de estilo neoclásico que se inspira a las arquitecturas de los antiguos templos romanos y destaca sobre todo por sus grandes columnas.

El Duomo

Dedicado a Maria Asunta, es una de las iglesias más bonitas, con un armonioso exterior que une el estilo románico con el gótico, y un majestuoso interior.

La iglesia de San Zeno

Muchos consideran esta iglesia uno de los mejores ejemplos del estilo Románico en Italia. La iglesia se caracteriza por el gran florón y el portal ricamente decorado, de la fachada. La iglesia se desarrolla en 3 niveles: el más de la cripta donde se conserva el cuerpo del santo, el mediano de la iglesia y el más elevado del presbiterio


La iglesia de Santa Anastasia

Esta es la más grande iglesia de Verona y el más importante edificio gótico. Muy conocido al interior es el espectacular fresco de Antonio Pisano (llamado Pisanello) que representa San Jorge y la Princesa.

Castelvecchio

Es un castillo muy grande que destaca por su arquitectura militar, sobre todo por las 7 torres cubiertas. La estructura tuvo varias finalidades en los siglos, como sede de corte nobiliar y fortaleza; hoyendía es la sede del Museo Cívico .

El puente scaligero, perfectamente integrado en el castillo es un magnífico ejemplo de arquitectura militar.

RUTA AL LAGO DI GARDA DESDE VERONA

Fuera de la ciudad puedes desplazarte hasta el lago de Garda q tiene unos pueblos preciosos como lazise, garda, bardolino.. y alli mismo puedes subir al monte Baldo en un funicular q gira sobre si mismo MARAVILLOSO. En el mismo lago hay muchos otros pueblos como Sirmione y peschiara

SIRMIONE
Sirmione es una de las muchas poblaciones que rodean el Lago di Garda, pero varias aspectos la diferencian del resto y la han convertido en la localidad ribereña más popular. Su ubicación, en la punta de una estrecha península que se adentra en el lago, es uno de esos detalles que la hacen tan especial. De hecho, el núcleo central apenas está unido a la península por dos puentes. El casco antiguo es precisamente otro de sus grandes atractivos, con su singular castillo Rocca Scaligera, rodeado por las aguas del Garda. También destacan las iglesias de Santa María della Neve y de San Pietro in Mavino.

Por si fuera poco en Sirmione pueden visitarse las Cuevas de Catulo, unas antiguas ruinas de la época romana de enorme valor histórico. La entrada general cuesta 4€ e incluye la visita al Museo Arqueológico de Sirmione. Por último, aunque no son de especial interés para mí, Sirmione es también conocida por sus aguas ricas en azufre y tiene dos termas: las de Catullo y las de Virgilio. Personalmente, para tomar un baño tranquilo recomiendo caminar hasta el final de la península por el mismo lateral del castillo. Cuanto más lejos lleguéis, más relajado será el chapuzón. En fin, ¡creo que sobran los motivos para dejarse caer por allí!

Se puede ir en autobús (3€ y una duración de 59 minutos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>