Día 1: Milán

En Milán usamos dos alojamientos diferentes, uno para los primeros días y otro para el último.

Ambos hoteles estaban ubicados cerca de la estación central, y a pesar de la cercanía de uno a otro la situación del hotel Bagliori nos gustó mucho más que la del hotel Charlie.

El primer alojamiento está a unos 5/10 minutos andando de la estación central,

Hotel Bagliori
Via Boscovich 43
20124 Milán

Se puede ir andando hasta el Duomo, eso sí, son como 20 o 30 minutos andando, aún así, creo que es una opción a tener en cuenta, las habitaciones son limpias y luminosas aunque no demasiado amplias, el desayuno es de lo más logrado que hemos encontrado, dentro de que está cercano a la estación de trenes tiene un pequeño remanso de paz en el jardín que tiene en la entrada.

El personal es bastante amable y se esfuerza por que te encuentres cómodo, aunque no son muy dados a darte excesivas explicaciones sobre que ver en Milán en cuanto se lo pides buscan la información que puedas necesitar

El segundo alojamiento estaba un poquito más cerca de la estación central, aunque la zona nos gustó bastante menos, nos daba la sensación de menos segura que la otra

Hotel Charly
Via Settala 76
20124 Milán, Italia

La ubicación respecto al centro de Milán es como de unos 35/40 minutos andando, las habitaciones son más pequeñas y sencillas, aunque la nuestra tenía vistas a la calle y era bastante tranquila. El desayuno muy sencillo se sirve en la recepción del hotel, aunque quizás con el buen tiempo lo pongan en el jardín.

 

Ahora vamos a lo que importa: Milán es una ciudad que carece de la magia de Roma, Venecia o Florencia, pero aún así es una ciudad con mucho encanto.

Sus barrios más importantes son,

Brera, famoso por la pinacoteca ubicada en el Palazzo de Brera, es un barrio donde se respira arte y por la noche se siente su ambiente bohemio. Repleto de restaurantes es una zona muy recomendable donde pasear y aprovechar para comer o tomar algo

Centro de Milán, está lleno de lugares de interés histórico, desde el Duomo al castillo de Sforzesco pasando por el cuadrilátero de la moda

Estación central,  es el centro neurálgico y de operaciones de Milán, desde aquí puedes moverte a cualquier parte de la ciudad y alrededores, además de ser un laberinto de tiendas y restaurantes.

Navigli es una de las zonas con más marcha de Milán, aquí encontraremos un montón de discotecas y pubs donde tomar una copa al caer la noche. Está bastante cerca de la Plaza de las Columnas de San Lorenzo, y es la mejor zona donde tomar los famosos aperitivi italianos.

Los vecinos de Navigli eran bohemios mucho antes de que esta cultura se pusiera de moda. Este barrio de trabajadores es conocido por su famoso aperitivo, que se sirve sobre las 19:30, y por ser un lugar de encuentro para todos los milaneses. Los restaurantes, pizzerías, cafeterías y bares que hay alrededor del canal Naviglio Grande están entre los mejores de Milán.

Aquí también se encuentran los famosos canales de Milán, que sirvieron para conectar Milán con lagos de los alrededores y fue la forma de transportar desde Suiza las piedras de mármol para construir el Duomo.

 

PRINCIPALES ATRACCIONES DE MILÁN

El Duomo

Es la atracción principal y símbolo más importante de la ciudad. Llegar es sencillo, la parada de metro más cercana es Duomo.

El Duomo de Milán es la mayor catedral gótica del mundo, su construcción empezó en 1386 y tardó más de 500 años en construirse.

Dicen que en el Duomo se guarda un clavo de la cruz de Jesucristo, que se exhibe en el altar desde 1461.

Describirla es imposible porque es de una belleza única.

La entrada a la catedral es gratuita, aunque hay que pasar unas fuertes medidas de seguridad. Recomendamos subir a la terraza, tiene un coste de 8€ si subes las escaleras andando o 12€ si las subes en ascensor. Las vistas son espectaculares.

En lo alto del Duomo está la Madonnina, una estatua dorada de la virgen que protege la ciudad desde los 107 metros de altura donde se encuentra ubicada.

Galleria Vittorio Emmanuele II

Ubicada en la Piazza de Duomo, la Galleria Vittorio Emanuele II son una galerías italianas de la Belle Epoque y unas de las galerías más antiguas del mundo.

 

Dicen que se construyeron para comunicar la Piazza del Duomo con la Piazza della Scala pero en poco tiempo se convirtieron en uno de los lugares más populares de Milán, se inauguraron en 1867, yen ellas están algunas de las tiendas más exclusivas.

El edificio está construido en mármol y tiene grandes ventanales y una decoración de mosaicos, que representan las ciudades capitales de Italia. Aquí podrás contemplar los escaparates de las tiendas más chic de la ciudad.

Por cierto, hay que buscar y pisar las joyas del toro, incluso dicen que dar tres vueltas sobre ellos, ¡dicen que da suerte!

Por cierto, en las galerías podremos encontrar la oficina de turismo

Perderse por el cuadrilátero de la moda

Está formado por cuatro calles: Via Montenapoleone, Via Sant Andrea, Via Monzani y Via della Spiga.

Allí se encuentran las mejores boutiques de las más prestigiosas marcas del mundo: Gucci, Armani,Versace, Dolce & Gabana, Valentino, Prada… Los diseñadores y las grandes marcas de lujo no han querido perder la oportunidad de anunciarse en esta pasarela urbana de alta costura

Castillo Sforzesco.

Se llega desde una de las vías principales que salen del Duomo.

El castillo debe su nombre a los Sforza, una familia milanesa con ansia de poder. Justo pasándo el castillo está el parque Sempione, con sus jardines del siglo XVII.

El castillo por si mismo ya merece una visita pero además alberga 3 museos Museo de Arte Histórico, el Museo de Artes Aplicadas y el Museo Arqueológico. Aunque sin duda el mas popular es Museo de Arte Histórico donde destaca la Piedad Rondanini de Miguel Angel.

Este antiguo castillo construido en el siglo XIV esta muy bien conservado. La entrada es gratuita y se puede visitar en poco tiempo, por lo que no tienes excusa para conocerlo. En el Castello Sforzesco se encuentran también varios museos de arte (estos no son gratuitos) que convierten al Castello en la sede del patrimonio cultural, histórico y artístico de Milano. La visita al castillo acaba en el Parque Sempione, un lugar donde poder tumbarse y relajarse.

En el parque podemos aprovechar para subir a la Torre Branca y disfrutar de una vista particular de Milán, el coste es de 8€

Teatro alla Scala

Es uno de los más importantes de Milán, un referente en cuanto a la Opera y el Ballet del mundo, por fuera no destaca por su belleza arquitectónica ya que su arquitecto pensaba que no iba a estar junto a una plaza, sino al final de una calle y no le dió importancia a la estructura externa, no obstante dicen que por dentro es increible.

Junto a el se sitúa el Museo Teatrale de la Scala, donde hay colecciones permanentes de las operas de los grandes como Verdi, Rossini, Puccini y Toscanini. Puedes ir a una función del Teatro o bien puedes conformarte con visitar el Museo del Teatro y la sala principal por unos 6€.

La música que tocan los 135 miembros de la orquesta llena todo el espacio de este teatro, abierto desde 1778 es centro cultural de la alta sociedad milanesa. Restaurado en el año 2004, en él se han representado las grandes obras de los mejores artistas de la lírica

Santa María delle Grazie

Es la iglesia y convento de la orden de los hermanos Predicadores de Milán.

Dentro de la iglesia se puede visitar la última cena de Leonardo da Vinci, hay que reservar con mucha antelación, o tener suerte y encontrar tickets, ¡es una experiencia increíble! aunque la visita sólo duran unos minutos y los grupos son reducidos, ¡merece la pena!

La última cena (Il Cenacolo) es uno de los cuadros más conocidos del mundo, pintado por Leonardo da Vincci entre 1495 y 1497, el cuadro refleja el momento en que Jesús dice a los apóstoles que uno de ellos le va a traicionar, la forma de reflejar las expresiones y los gestos es magistral.

Basílica y Columnas de San Lorenzo Maggiore

La basílica creada en el siglo IV es una de las más antiguas de Milán.

Frente a la iglesia están las columnas de San Lorenzo unas de las pocas ruinas romanas que quedan en Milán, son dieciséis columnas que pertenecieron a la ciudad romana Mediolanum durante el siglo III.

En los alrededores de la plaza comienza la zona de Navili, zona donde tomar los famosos aperitivi, ¿qué son los aperitivi? es un aperitivo italiano que se hace a partir de las 19 horas, donde pagando solo la bebida por un precio algo más elevado de lo habitual, puedes comer todos los pinchos que ponen en el bar al estilo buffet, puedes encontrar de todo pasta, pizza, ensaladas, arroces, embutido, dulces… y puedes repetir todo lo que quieras, ¡muy recomendable!

Pinacoteca de Brera (horario De martes a domingo: de 8:30 a 19:15 horas, precio 10€)

La pinacoteca se encuentra ubicada en el palacio de Brera de los siglos XVI y XVII construido para los jesuitas sobre el antiguo monasterio de Santa María di Brera Humiliati. Allí los monjes crearon un completo centro cultural fundando una prestigiosa escuela, una biblioteca y un observatorio astronómico.

Es el lugar donde está ubicado el famoso cuadro de El beso, de Francesco Hayez y obras de Caravaggio, Tintoretto, Rafael, El Greco

Otras opciones a visitar son,

San Siro,  desmárcate de la ruta turística convencional y visita este increíble estadio de los equipos A.C Milan y F.C Internazionale Milano. Cuando no haya aficionados gritando desde las gradas durante un partido, tendrás una oportunidad fantástica para hacer un tour y ver el museo, que cuenta con todo lujo de detalles la historia del A.C Milan y el Inter F.C.

Museo del Novecento, la extensa colección de obras del Museo del Novecento acoge diferentes estilos a partir del siglo XX, desde el surrealismo hasta el futurismo. Puedes ver trabajos de artistas como De Chirico, Morandi, Fontana y Manzoni, así como magníficas colecciones de arte moderno

MERCADILLOS EN MILÁN,

Mercadillo Fiera di Sinigaglia: el mercadillo se ubica en Viale D’Annunzio, metro Porta Genova. Abierto los sábados de 8.00 a 18.00 hrs

Es el mercadillo de pulgas más grande y antiguo de Milán. Aquí encontrarás todo lo que puedas imaginar, ropa, utensilios, artesanía e incluso obras de arte, se puede encontrar literalmente de todo

Naviglio Martesana: Tiene un mercadillo ubicado en la calle Alzaia Naviglio Grande, metro Porta Genova.  Abierto solo el último domingo de cada mes. El mercadillo se coloca a lo largo del Naviglio Grande.

Es un antiguo mercado en donde se venden muebles, objetos para la casa, libros antiguos, joyas, bolsos, y todo tipo de objetos, además alrededor hay unas tiendas de ropa vintage muy interesantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>